Iglesia lanza campaña de Cuaresma 2018

La Iglesia Católica a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social durante el 2017  y hasta la fecha, han  atendido alrededor de 9.200 familias migrantes de Venezuela en las diócesis de Cúcuta, Riohacha, Puerto Carreño, Arauca, Barranquilla, Ipiales y Bogotá, según expresó monseñor Héctor Fabio Henao, Director del Secretariado  Nacional de Pastoral Social.

“Nos hemos centrado en los puntos de frontera, ya que hay más de 280 pasos informales de Venezuela hacia Colombia. Trabajamos en  Cúcuta, Riohacha, Puerto Carreño y Arauca, allí se atiende por la migración pendular, en donde las personas buscan alimentos y medicamentos pero no tienen interés de quedarse en Colombia, pero también a personas que se adentra hacia el territorio nacional”, afirmó Monseñor Henao.

Según datos oficiales en los últimos 18 meses, al incrementarse la crisis en Venezuela, por lo menos 660 mil venezolanos han pasado la frontera para quedarse en Colombia a través de los diferentes pasos fronterizos.

Por su parte Monseñor Víctor Manuel Ochoa, Obispo de Cúcuta, aseguró que la llegada de los venezolanos cada día es mayor y preocupa porque están necesitando comida, medicamentos, alojamiento y hasta electrodomésticos.

Monseñor Ochoa señaló que así como a los colombianos los atendieron y recibieron en Venezuela en épocas pasadas, ahora es la oportunidad de responder con la misma humanidad. “Es un servicio que hacemos manteniendo la dignidad. Muchos de ellos son colombianos y el número de colombianos retornados va aumentando,” puntualizó el Obispo.

La acción humanitaria se ha enfocado en ayuda alimentaria y no alimentaria,  alojamiento, brigadas de atención en salud y entrega de medicamentos, asesoría jurídica y psicosocial

Obispado Castrense

Leave a Comment