La Sal que da sabor a la vida y preserva de la corrupción

Mensaje del Obispo Castrense durante la ceremonia de aniversario de la Fuerza Aérea Colombiana.

Monseñor Fabio Suescún Mutis, Obispo Castrense de Colombia, presidió solemne Eucaristía de Acción de Gracias por el Aniversario número  98 de la Fuerza Aérea Colombiana en la Catedral de Sal en la ciudad de Zipaquirá, donde también se llevó a cabo la ceremonia de entronización de la Virgen de Nuestra Señora de Loreto, Patrona de todos los aviadores.

A la celebración asistieron los Párrocos de las unidades de la Fuerza Aérea Colombiana, uniformados y altos mandos junto con sus esposas quienes recibieron la Homilía de su líder espiritual. El Obispo los invitó a entender el misterio de la sal en las entrañas de la tierra, cuando preguntó a los asistentes: ¿Cual es el valor de la sal?

Asimismo, afirmó la función que tiene este elemento natural en la vida, “necesitamos darle a la vida sabor, una vida insípida es una vida perdida, sabemos que Él es quien le da sentido a nuestra existencia” y añadió las palabras del Papa Francisco al recordar: “Él le da alegría y esperanza a nuestra vida, no puede quedarse sumergida en el pesimismo, en el miedo, tiene que tener felicidad y compromiso por la vida”.

El Pastor de los policías y militares añadió que la sal también sirve para preservar y los animó a que usen la sal para preservarse de la corrupción, “necesitamos mucha sal para librar a la Sociedad de esa bacteria horrorosa que empobrece y desilusiona, que crea injusticia como lo es la corrupción, la corrupción que es robo, que es trampa, que es mentira, engaño y quita el sentido vital de los alimentos” concluyó.

 

Obispado Castrense

Leave a Comment