Demos el primer paso

 

“La visita del Papa Francisco es un momento de gracia y alegría para soñar con la posibilidad de transformar nuestro país y dar el primer paso. El Santo Padre, es un misionero de la reconciliación. Su presencia nos ayudará a descubrir que sí es posible volver a unirnos como nación para así aprender a mirarnos de nuevo con ojos de esperanza y misericordia”.

En la imagen que tiene como fondo los colores del Vaticano – amarillo y blanco- el Santo Padre camina para dar el paso y comenzar a construir y soñar, porque todo cambio comienza con la conversión del corazón, todo cambio necesita un momento para volver a encontrarnos y es una oportunidad en nuestra historia para descubrirnos como país, que se representa en la figura precolombina.

En este marco, dar el primer paso significa reconocer el sufrimiento de otros. Perdonar a quienes nos han herido, volvernos a encontrar como colombianos, entender el dolor de los que han sufrido, sanar el corazón, descubrir el país que se esconde detrás de las montañas y construir un país en paz.

Dar el primer paso es dejar algo atrás y mirar que el Señor va a obrar algo nuevo: “¡Voy a hacer algo nuevo!, ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados” (Is 43, 19). Sin perder la memoria que enseña lo que no debemos volver a hacer, hemos de mirar con optimismo el futuro y hacernos responsables de construir un horizonte gozoso para cada persona, para la familia, para la sociedad. Dar el primer paso es volver a encontrarnos con Jesús, volver a encontrarnos con el amor de nuestras familias, desarmar las familias con nuestro prójimo y tener compasión con quienes han sufrido.

La visita apostólica del Papa Francisco es un regalo de Dios, un momento de gracia que Dios nos da para realizar el cambio personal y social, no endurezcamos el corazón. Oremos para que con espíritu despierto encontremos a Jesús en la persona del Papa y oremos con esta intención.

C@strenseObisAdmin

Leave a Comment